Etiquetas

, ,

En el mes de septiembre de 2007, el Banco de Santander realiza una emisión de 1.400.000 Valores de 5.000 euros cada uno, total 7.000.000.000 euros, para financiar la adquisición de parte del ABN Amro. En realidad, la emisión no la efectúa el Banco directamente, sino que crea expresamente una sociedad instrumental denominada  SANTANDER EMISORA 150, S.A. UNIPERSONAL, de la que es único accionista el propio Banco de Santander, constituida en escritura pública de 6 de septiembre de 2007 con un capital de 60.200 euros, según consta en el  Documento deRegistro inscrito en la CNMV el día 19 de septiembre de2007.

Para poder cubrir esta importe, el Santander realizó una campaña sumamente agresiva, orientada a destacar que el producto se comportaría como un plazo fijo al 7% en caso de que la OPA no llegase a buen término, y recalcando que el Banco garantizaba completamente la emisión. Estas explicaciones indujeron a que los clientes pensasen que lo contratado era un plazo fijo, o en todo caso, un producto financiero garantizado, es decir una inversión financiera que a vencimiento ( después de 5 años) se reintegraría en su totalidad.

Pero no solo la explicación sobre las características y condiciones de la emisión fue insuficiente, confusa y equívoca. Al haberse iniciado la comercialización mucho antes de registrar el folleto informativo en la CNMV, los clientes se encontraban en la imposibilidad de poder conocer el contenido real de los 95 folios que lo conforman la NOTA DE VALORES. Esta actuación supone vulnerar toda la normativa vigente y vaciar de contenido la función del supervisor, pudiendo considerarse que las contrataciones realizadas con anterioridad a la fecha de registro y aprobación son NULAS DE PLENO DERECHO por carecer de objeto contractual. En ocasiones aisladas esta comercialización de VALORES SANTANDER se realizó incluso antes de estar constituido el emisor, SANTANDER EMISORA 150, S.A. UNIPERSONAL, con lo que a la falta de objeto contractual habría que sumarle la falta de uno de los sujetos contractuales.

                faa081000107.jpg
Los contratantes podrán conocer la fecha excata de la suscripción a través de la página web del Banco Santander. Esto es así porque al banco le interesaba conocer el momento exacto de suscripción para poder calcular la marcha de la campaña y controlar si se cumplían los objetivos en el mes de comercialización. Cuando la suscripción de VALORES SANTANDER se realizaba antes del 19 de septiembre (fecha de registro y aprobación del producto ante la CNMV) en las sucursales no se entregaba la copia de la orden y se dejaba el dato de la fecha en blanco, para posteriormente ser rellenado en fecha posterior a la aprobación del supervisor.

Las ordenes incluían además una clausula evidentemente abusiva, en la que traslada la carga de la prueba de la demostración de la información al consumidor:

el ordenante manifiesta haber recibido y leído, antes de la firma de esta orden el Tríptico Informativo de la Nota de Valores registrada en la CNMV en fecha 19 de septiembre del 2007, así como que se le ha indicado que el resumen y el folleto completo (Nota de Valores y Documento de Registro del Emisor) están a su disposición

Es decir, los suscriptores firmaban antes del 19 de septiembre, a pesar de que en la misma orden aparecía esa fecha, tratando de demostrar que obligatoriamente se debía haber firmado después. Sin embargo nos encontraremos con gran cantidad de ordenes que en su parte posterior figure impreso por ordenador el alta en el sistema informático del banco Santander en el que si aparece la fecha real de suscripción. Por ello, para demostrar la NULIDAD DE LAS ORDENES, es conveniente solicitar su exhibición judicial mediante el procedimiento deDILIGENCIAS PRELIMINARES. Y ello de forma URGENTE porque la obligación de conservación de las ordenes por parte del Banco Santander finaliza en septiembre del 2013.

Esta comercialización agresiva se ve tanto más agravada si se tiene en cuenta lo complejo del producto y su novedad absoluta en España. Efectivamente, la inversión financiera llamada VALORES CONVERTIBLES fue autorizada por la CNMV por primera vez en España el 19 de septiembre del 2007. Si cualquier innovación requiere, por prudencia, un previo período de prueba, en productos financieros comercializados a particulares inexpertos, esta exigencia debería ser mayor.

Los VALORES SANTANDER, de forma casi inmediata, se convierten enOBLIGACIONES NECESARIAMENTE CONVERTIBLES.

 

Estas OBLIGACIONES se podrán convertir en diversas fechas, y se transformarán necesariamente en acciones ordinarias el 04 de Octubre del 2012, en la cuantía que resulta de aplicar la división entre el valor nominal de las obligaciones y la relación de conversión.

Esta relación de conversión es el importe de la media aritmética del precio ponderado de la acción Banco Santander en el Mercado Continuo en los cinco días hábiles bursátiles anteriores a la fecha en que el Consejo de Administración o, por su delegación, la Comisión Ejecutiva de Banco Santander ejecute el acuerdo de emisión de las Obligaciones Necesariamente Convertibles.

 

En el caso de que el Banco acuerde distribuir dividendos en forma de acciones liberadas, el precio de conversión resultante del ajuste será el producto del precio de conversión anterior al ajuste, y el cociente entre el número de acciones en circulación con anterioridad al ajuste y el número de acciones en circulación con posterioridad al ajuste.

 

La entidad comunicó a la CNMV sucesivos acuerdos de modificación de la relación de conversión correspondiente a los Valores a través de los denominadosHECHOS RELEVANTES, el último de los cuales es de 14 de mayo del 2012.

 

En virtud de este último HECHO RELEVANTE el nuevo precio de referencia de las acciones de Banco Santander a efectos de conversión quedó establecido en 13,25.- Euros por acción. El motivo de esta modificación del precio de referencia se encuentra en el aumento de capital liberado de Banco Santander, a través del cual se ha instrumentado el programa Santander Dividendo Elección correspondiente al dividendo complementario de 2011.

El hecho es que era sumamente dificil explicar a un cliente inexperto en temas financieros, cual iba a ser el precio de conversión de las acciones antes de vender el producto, porque dependía de la voluntad del empresario (consejo de administración del banco) y la elección del momento de cotización durante el añosiguiente a la emisión de los valores, Y como era de esperar precisamente en ese años se alcanzaron los mayores precios en la acción dl Santander, lo que unido al recargo del 16% colocó el precio incial de conversión en 16,60€, un valor nunca alcanzado por la acción de dicho banco.

Por tanto, podremos encontranos casos de nulidad absoluta, anulabilidad por vicio en el consentimineto, anulación de clausulas abusivas e incluso indemnización de daños y perjuicios, pero estas acciones deberán ejercerse de forma individual después de un detenido análisis de cada caso concreto, y no por acciones conjuntas (a excepción de la acción de cesación de la clausula abusiva relacionada con el precio de canje).

SENTENCIA VALORES SANTANDER COMPLETAMENTE ESTIMATORIA A FAVOR DEL CLIENTE LLAVADA POR NUESTRO DESPACHO

SENTENCIA VALORES SANTANDER

Anuncios